Contemplar el Evangelio de hoy
Día litúrgico: Lunes XXII del tiempo ordinario
Escuchar audioTexto del Evangelio (Lc 4,16-30): En aquel tiempo, Jesús se fue a Nazaret, donde se había criado y, según su costumbre, entró en la sinagoga el día de sábado, y se levantó para hacer la lectura. Le entregaron el volumen del profeta Isaías y desenrollando el volumen, halló el pasaje donde estaba escrito: «El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor».

Enrollando el volumen lo devolvió al ministro, y se sentó. En la sinagoga todos los ojos estaban fijos en Él. Comenzó, pues, a decirles: «Hoy se cumple esta escritura que acabáis de oír». Y todos daban testimonio de Él y estaban admirados de las palabras llenas de gracia que salían de su boca. Y decían: «¿No es éste el hijo de José?». Él les dijo: «Seguramente me vais a decir el refrán: ‘Médico, cúrate a ti mismo’. Todo lo que hemos oído que ha sucedido en Cafarnaúm, hazlo también aquí en tu patria». Y añadió: «En verdad os digo que ningún profeta es bien recibido en su patria. Os digo de verdad: muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando se cerró el cielo por tres años y seis meses, y hubo gran hambre en todo el país; y a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una mujer viuda de Sarepta de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo, y ninguno de ellos fue purificado sino Naamán, el sirio».

Oyendo estas cosas, todos los de la sinagoga se llenaron de ira; y, levantándose, le arrojaron fuera de la ciudad, y le llevaron a una altura escarpada del monte sobre el cual estaba edificada su ciudad, para despeñarle. Pero Él, pasando por medio de ellos, se marchó. Comentario: Rev. D. J. Carlos ALAMEDA Vega (San Cristóbal de La Laguna, España)
Hoy se cumple esta escritura que acabáis de oír
Hoy, «se cumple esta escritura que acabáis de oír» (Lc 4,21). Con estas palabras, Jesús comenta en la sinagoga de Nazaret un texto del profeta Isaías: «El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido» (Lc 4,18). Estas palabras tienen un sentido que sobrepasa el concreto momento histórico en que fueron pronunciadas. El Espíritu Santo habita en plenitud en Jesucristo, y es Él quien lo envía a los creyentes.

Pero, además, todas las palabras del Evangelio tienen una actualidad eterna. Son eternas porque han sido pronunciadas por el Eterno, y son actuales porque Dios hace que se cumplan en todos los tiempos. Cuando escuchamos la Palabra de Dios, hemos de recibirla no como un discurso humano, sino como una Palabra que tiene un poder transformador en nosotros. Dios no habla a nuestros oídos, sino a nuestro corazón. Todo lo que dice está profundamente lleno de sentido y de amor. La Palabra de Dios es una fuente inextinguible de vida: «Es más lo que dejamos que lo que captamos, tal como ocurre con los sedientos que beben en una fuente» (San Efrén). Sus palabras salen del corazón de Dios. Y, de ese corazón, del seno de la Trinidad, vino Jesús —la Palabra del Padre— a los hombres.

Por eso, cada día, cuando escuchamos el Evangelio, hemos de poder decir como María: «Hágase en mí según tu palabra» (Lc 1,38); a lo que Dios nos responderá: «Hoy se cumple esta escritura que acabáis de oír». Ahora bien, para que la Palabra sea eficaz en nosotros hay que desprenderse de todo prejuicio. Los contemporáneos de Jesús no le comprendieron, porque lo miraban sólo con ojos humanos: «¿No es este el hijo de José?» (Lc 4,22). Veían la humanidad de Cristo, pero no advirtieron su divinidad. Siempre que escuchemos la Palabra de Dios, más allá del estilo literario, de la belleza de las expresiones o de la singularidad de la situación, hemos de saber que es Dios quien nos habla.

Vistas: 2

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Ministerio Católico Caminando con Jesús para agregar comentarios!

Únete a Ministerio Católico Caminando con Jesús

Insignia

Cargando…

Miembros

Somos una Comunidad de Evangelización nacida el 8 de marzo de 1984 en Comayagua, Honduras,Centro América.Trabajamos en radio, tv,internet...

El Evangelio meditado

Zacarías en el templo

Lucas 1, 5-25. Adviento. La actitud de nuestro corazón debe ser abierta, confiada y dispuesta a recibir con gratitud las inspiraciones de Dios.

Anuncio del Ángel a José

Mateo 1, 18-24. Adviento. José estaba siguiendo un buen proyecto de vida pero Dios reservaba para él otro plan más grande.

Genealogía de Jesús

Mateo 1, 1-17. Adviento. La genealogía es una garantía de la fidelidad de Dios, que no nos deja caer.

RSS: Un minuto con María

Notre Dame d’Aparecida dans l’histoire de l’Eglise

À Aparecida au Brésil en 1717, une statue de la Vierge Marie fut trouvée miraculeusement par 3 pécheurs dans la rivière Paraiba do sul. Les Brésiliens la baptisèrent Notre Dame d’Aparecida et elle devint la sainte patronne du Brésil, attirant 12 millions de pèlerins chaque année. Le sanctuaire d’Aparecida est l’un des plus grands du monde et est visité par plusieurs dizaines de milliers de personnes chaque weekend.

Français

Notas

Oración Al final del día

Creada por Joaquin Ene 3, 2013 at 11:39pm. Actualizada la última vez por Joaquin Ene 3, 2013.

La vida de la Sagrada Familia en Nazaret

Creada por Joaquin Dic 30, 2012 at 12:34pm. Actualizada la última vez por Joaquin Dic 30, 2012.

SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD DEL SEÑOR

Creada por Joaquin Dic 26, 2011 at 11:45pm. Actualizada la última vez por Joaquin Dic 26, 2011.

Evangelizamos atraves de 7 áreas en Caminando con Jesús

Creada por Godofredo Rodríguez Fernández Nov 5, 2011 at 2:12pm. Actualizada la última vez por Godofredo Rodríguez Fernández Nov 5, 2011.

MENSAJE DEL PAPA BENEDICTO XVI

Creada por Joaquin Sep 3, 2011 at 11:44pm. Actualizada la última vez por Joaquin Sep 3, 2011.

RSS Conoce tu fe

El hombre en busca de la felicidad

En el interior del hombre existe un afán de felicidad y de realización, que es parte de la naturaleza humana.

La gracia y la eficacia de los Sacramentos

Es un don sobrenatural que Dios nos concede para poder alcanzar la vida eterna y es recibida a través de los sacramentos.

La conciencia, el lugar de encuentro con Dios

La conciencia nos ordena en el momento oportuno, practicar el bien y evitar el mal.

Diferencia entre liturgia y ejercicios piadosos

Actos sagrados, que por institución de Cristo y de la Iglesia y aprobados por la Santa Sede, dan culto a Dios, a la Virgen, a los santos y a los beatos.

La vida temporal y la vida eterna

La muerte es una separación del cuerpo y del espíritu por desfallecimiento de aquél. Durante la vida temporal, el hombre debe prepararse para la eterna.